Hogwarts.
¡Hogwarts te da la bienvenida Invitado!

Únete a nuestra comunidad mágica y cumple con tus deseos y fantasías en éste mangífico mundo, crearo para tí.
Disfruta y diviértete conociendo y platicando con gente nueva.
Afiliados Élite (01/40)
Hermanos (02/05)
Directorio (00/10)
© HARDROCK

Aqui estoy (libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Aqui estoy (libre)

Mensaje por Gabrielle Greyblack el Lun Nov 11, 2013 5:09 pm

Esa noche después de comer, me dirigí a la sala común de mi casa y al entrar allí casi me caigo de espaldas aun no se si fue por la sorpresa o por lo gracioso de la situación.
Allí estaba el Principito de las Serpientes, escondido tras una columna mientras su supuesta prometida Parkinson le tiraba cuanto almohadón encontraba, ya que parece que el joven había sido prometido por su familia para otra chica.
Aun no entiendo eso de comprometer a la gente sin el consentimiento de los mismos pero es algo anticuado y muy de sangre Puras hacerlo, todo por el bien de la estirpe.
Sabiendo que destosería para rato, di vuelta sobre mis pasos para salir a mi laboratorio, pero en el camino me encontré co el Profesor Snape, cabe decir que mire al piso ya que si lo miraba a los ojos notaria lo nerviosa que me pone su presencia.

-Srta Greyblack se dirige  Ud. algún sitio- Me pregunto con su forma altanera, lo que hizo que las baldosas de las frías Mazmorras fueran mas que interesantes para mi.
Como pude conteste de forma un poco torpe - Sr. Madame Pompy a pedido que fuera verla en el día de hoy , pero se me había olvidado por lo que voy en camino a verla- Mentí rezando para que se lo creyera.
Antes de poder continuar con su reto fue interrumpido por un estruendo que vino de la sala común y como caído del cielo para mi.
-Luego seguimos con esto Srta. Greyblack ya que no me gusta que me mientan- Dijo e forma amenazante antes de perderse por la entrada de la sala común.

Yo aprovechando la distracción Salí corriendo por los pasillos, mis pasos retumbaban por los mismos ya vacíos por el horario.
Casi llegando al séptimo piso que gracias a los atajos conocidos no fue un camino tan largo, vi. pasar a mi joven protegido, la luz de las antorchas se reflejaban el las paredes del lugar, este año para el no era nada fácil y yo me sentía inútil al no poder hacer nada por el.

Me escondí mejor en el hueco de una estatua, y observe como llevaba su mano con cuidado, recordé que ese DIA tubo castigo con la cara de sapo y solté un pequeño suspiro por suerte ya había enviado por medio de los gemelos una poción para su amiga con instrucciones, para que le pusiera en la mano herida.
Paso de largo y cuándo me sentí segura seguí por mi camino hasta la torre de astronomía, me senté a ver las estrellas y la media luna, que constataban en el frío firmamento, una pequeña estrella fugas paso por mi visión y sonriendo pedí poder ser otra que alguien pidiera verme en realidad.
Todos me temían por ser la hija de aquella bestia, y lo que no lo hacían me querían como trofeo.Para variar mi padre envío una carta pronto estaría sirviendo a ese asqueroso ser, que para mala suerte parecía que también era algo de mi familia, aunque solo pensar en eso me daba asco.

Mis pensamientos fueron interrumpidos por un fénix hermoso de color Azul que aun no se como, me dio tranquilidad, con su voz calma¿ Voz..Acaso los fénix hablan ?  Creo que por fin perdí la cordura.
Me dijo de el despertar de un nuevo mal, uno muy grande y que si quería ser parte de la lucha, sin pensarlo dos veces pregunte por mi protegido y dijo que el también vendría por, lo que sin pensarlo dos veces acepte aquella misión.Todo se volvió negro.
Aquí me encuentro ahora apoyada contra el tronco de un árbol en los limites del bosque prohibido mirando al castillo y me pregunto, como diablos llegue aquí, lo mas extraño es que el mismo se ve distinto, sin pensarlo dos veces comienzo a caminar a la entrada agradeciendo tener mi moral conmigo y en el todo lo necesario ya que hacia poco había regresado de las vacaciones y aun no había desempacado mi baúl.
Lo mas extraño es que en el camino me encontré a Toboe que aparte de estar feliz de verme parecía mas confundido que yo, parece que tantas emociones fueron mucho para mi por lo que pierdo el equilibrio y termino sentada en la hierva cerca del huerto de calabazas, solo una pregunta viene a mi Y ahora Que?
Gabrielle GreyblackLicántropo
avatar
Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 05/11/2013
Edad : 40


Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Re: Aqui estoy (libre)

Mensaje por Ban S. Haël el Dom Sep 09, 2018 5:20 pm

La noche era fresca y despejada. La suave brisa soplaba entre las hojas de los árboles del bosque prohibido, apenas iluminadas por la luz de la luna y las estrellas. Su llegada a ese establecimiento había sido sencilla, pero no por eso su permanencia en aquel lugar lo era también. A pesar de que el colegio era otro y que todo a su alrededor había cambiado, el volver a ser llamado “profesor” despertaba demasiados recuerdos, tan dolorosos que revolvían su interior. Era desgastante, pues una vez más veía las expresiones llenas de curiosidad y expectación en los estudiantes, sus risas llenas de júbilo ignorantes de la oscuridad que ellos mismos llevarían al mundo por la simple razón de existir. Al verlos no dudaba de que sus intenciones no eran malas, de que como niños soñaban con alcanzar metas grandiosas, pero por experiencia sabía que, en el afán de conquistar esos sueños, los mismos niños acabarían pisándose las cabezas unos a otros y arrasando con todo a su paso. ¿Era correcto ver por ellos hoy, o sería apropiado ver por un bien mayor en el futuro? Esa pregunta le impedía dormir. No era la única causante de su insomnio, pero todo contribuía a que prefiriera pasar las noches recorriendo los terrenos del castillo antes que dando vueltas en su dormitorio fingiendo que su mente estaba libre de preocupaciones.

Vestido con la ropa diaria recorría los terrenos bordeando los límites del bosque prohibido. Allí, los sonidos de la naturaleza normalmente le ayudaban a despejar su mente y ordenar sus prioridades, pero no esa noche. El bosque parecía alterado. Ruidos extraños, gruñidos y pasos se oían por doquier. Algo debía estar sucediendo, y aunque su primer instinto fue adentrarse en lo más profundo de su espesura a fin de desentrañar aquel misterio, tras meditarlo un poco decidió que lo mejor sería no hacerlo. A donde iba había llevado siempre la muerte, y en las cuestiones de la naturaleza, ningún hombre tenía que entrometerse. Deseaba que lo que causara aquel tormento en las criaturas del bosque fuera algo que el mismo bosque pudiera manejar.

Tentado de todos modos por su curiosidad, optó por apartarse de la primera fila de árboles para disminuir la fuerza de sus impulsos. Emprendiendo el camino de regreso al castillo, tal vez pasara un rato por el lago en busca de las infaltables parejas desvergonzadas. Pero en su camino algo llamó su atención, una presencia en el huerto de calabazas que no reconoció. Se acercó a ella con paso calmo, si era un estudiante quebrando las reglas le daría tiempo de huir y salvarse del castigo. Al llegar encontró a una joven sentada en la hierva, estaba de espalda a él, pero extrañamente no la veía hacer nada más que permanecer sentada. Carraspeó la garganta en busca de llamar su atención observando que ella portaba un bolso y un baúl de los que todos los estudiantes usaban, elementos extraños para llevar en esa parte del colegio. – Buenas noches. – saludó intrigado por las razones que esa chica tendría de estar allí. - ¿Se encuentra bien? – quiso saber primeramente, notando lo extraño de la situación. Tal vez era víctima de algún hechizo aturdidor.

_________________
Ban S. HaëlProf. Hogwarts/ Orden del Fenix/Morgano
avatar
Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 20/08/2018


Volver arriba Ir abajo

Re: Aqui estoy (libre)

Mensaje por Gabrielle Greyblack el Mar Oct 30, 2018 8:52 pm

No paso mucho tiempo hasta que el frio empezó a notarse en aquel lugar, por lo que pronto tendría que recuperar mis fuerzas para poder continuar mi camino al castillo tenia que hablar con el director, sobre lo que me dijo este ser y también averiguar si en verdad ahora estaba en el futuro.

Empezaba a divagar en como presentarme ante el director cuando escuche pasos detrás míos y mis sentidos, agudizados por las recientes escaramuzas en mi tiempo, me alertaron que alguien se acercaba a toboe y a mi, a lo que mi dulce familiar comenzó a gruñir mostrando que no tendría piedad a quien quisiera dañarme, algo que aun en la situación que me encontraba me dio ternura, Los pasos se detuvieron y una voz desconocida para mi hablo, detrás de mis espaldas por lo que con sumo cuidado y con la varita a mano me di vuelta de forma lenta.

-Buenas noches Caballero.- Le respondí de forma desconfiada, ya que nunca le había visto por el castillo y algo en él decía peligro. Pero debo de decir que su segunda pregunta me descoloco un poco, no esperaba que sonara preocupado por mi situación.-La verdad es que no señor, debo ver con urgencia al Profesor Dumbledore, necesito hablar con él  por favor lléveme a su oficina.-

Trate de ser lo más educada posible si este hombre pertenecía a las amistades del profesor de seguro me llevaría junto a él,  con cuidado trate de levantarme pero el mareo era persistente y no ayudaba el haber pasado frio entre las calabazas.
Por lo que sin ser nada digno y viendo que aún no recibía un Abra, deje que mi cuerpo colapsara nuevamente en el piso, esperando que aquel extraño hombre me ayudara a llegar al profesor.


OFF: Perdon por la demora n.n))

_________________
habemus sanguine nunquam aequis.
tu mihi timorem maximus.
Gabrielle GreyblackLicántropo
avatar
Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 05/11/2013
Edad : 40


Licántropo

Volver arriba Ir abajo

Re: Aqui estoy (libre)

Mensaje por Ban S. Haël el Dom Nov 04, 2018 9:16 pm

Aún en las noches más frías los estudiantes, por motivos que le eran totalmente incomprensibles, huían de la calidez de sus camas para afrontar los más inhóspitos climas. La mayoría de las veces los hallaba robando comida de la cocina, como si se tratara de ratas hambrientas que no podían atiborrarse lo suficiente durante los horarios permitidos o bestias descerebradas incapaces de esperar un par de horas hasta el desayuno. Otras veces los descubría intentando salir del colegio, posiblemente yendo a fiestas. Y, con menor frecuencia, incurriendo actos infames a orillas del lago durante el verano o en el armario de las escobas en invierno. Pero no recordaba haber visto jamás, en sus años de enseñanza, a una joven sentada en el huerto de calabazas junto a su baúl. ¿Estaría intentando huir? Si era así, sentarse a ver las horas pasar esperando a ser descubierta era una pésima forma de hacerlo.

Sus ojos se posaron en la varita de la menor sostenía en alto y con la cual le apuntaba, no era un detalle desde luego, pero ese acto en sí mismo no hacía nada más que volver aún más confusa la situación. Tal vez le habían jugado una broma y se encontraba aturdida, víctima de algún maleficio bien ensartado y sin una buena ubicación espaciotemporal. Y como si ella pudiera leer sus pensamientos, el saludo le dio cierta pauta de confirmación “Caballero” No Profesor, sino caballero. Era una interesante selección de palabras, que le hacía pensar que ella no tenía idea de con quién estaba hablando.

Escucharla decir que no se encontraba bien de cierta forma era buena señal, habría sido un problema que lo negara ya que se le dificultaría ayudarla. No obstante, habría sido mucho más sencillo si se hubiera limitado a responder a su pregunta, ya que ahora el que se sentía víctima de un hechizo aturdidor era él. – Me temo que no comprendo. Como imagino que habrá visto en sus clases de historia, Albus Dumbledore falleció hace años; pero si gusta puedo llevarla a la oficina de la directora Dark. – le ofreció y explicó pacientemente. Quiso pedirle explicaciones, pero no tuvo tiempo de hacerlo puesto que ella se desplomó en el suelo. En un principio no reaccionó, toda la situación estaba tan por fuera de lo ordinario que se limitó a verla unos instantes antes de suspirar maldiciendo internamente por su suerte. Debería haber ido al bosque.

Se acercó a ella comprendiendo que necesitaría su ayuda y, primeramente, le quitó la varita con la cual lo había estado apuntando todo ese tiempo. Luego hechizó sus pertenencias para que lo siguieran, y estando en eso, hizo aparecer una manta con la cual envolverla. Con cuidado la recogió del suelo y se encaminó al castillo. Lo mejor iba a ser dejarla en la enfermería primero y dar aviso a la profesora Dark después.

_________________
Ban S. HaëlProf. Hogwarts/ Orden del Fenix/Morgano
avatar
Mensajes : 16
Fecha de inscripción : 20/08/2018


Volver arriba Ir abajo

Re: Aqui estoy (libre)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.